lunes, 22 de febrero de 2016

MANAL: Su primera nota en la revista Pinap



Volvemos a nuestra sección Decíamos Ayer, que se ocupa de rescatar históricas notas y entrevistas del rock. Hoy es el turno de recordar nada menos que el primer reportaje que le hicieron a Manal en la revista Pinap (la antecesora de la Pelo), en su ejemplar número 19, de octubre de 1969. En ese momento, el trio formado por unos jovencísimos Javier Martínez (batería y voz), Claudio Gabis (guitarra) y Alejandro Medina (bajo y voz) ya empezaba a llamar la atención por haberse animado a hacer blues en castellano, nada menos. A pesar de no haber grabado aun su primer larga duración –esto ocurriría en 1970- Manal era reconocido por el impacto causado por sus simples editados en Mandioca, en especial “No pibe”.

Foto: Archivo Claudio Gabis
Es interesante leer la manera en que Pinap (en donde Daniel Ripoll era secretario de redacción) describe la personalidad de los integrantes del trio: Claudio, el guitarrista, es casi un intelectual: frio, lógico, sabe demostrar sus ideas con palabras asombrosamente ajustadas. Estas aptitudes ya las utilizó a otro nivel: como conferencista. Alejandro vive ensimismado en su instrumento, el bajo. Es difícil que vierta opiniones y constantemente está como distraído, viajando. Javier Martínez, el batero, es un caso serio: posee el humor más ácido de todos los músicos de Baires, sus ideas musicales están perfectamente definidas y es él en alguna medida la parte ideológica del grupo, a su insistencia en el blue (sic) y el soul se debe la existencia de Manal. Es autoritario. Nunca discute sus pensamientos con nadie, solo a veces asiente ante una idea o sugerencia de sus otros dos compañeros, sobre todo de Claudio, al que parece respetar intelectualmente”.

Luego de esta presentación, la entrevista, intitulada “Somos divagantes”, se adentra en bloques temáticos muy interesantes, en los que los muchachos dan cuenta de sus ideales, intereses, proyectos y visiones musicales y de lo social y cotidiano:

 

DURACION:
PINAP: ¿Hasta cuándo creen que puede durar Manal?
Javier: ¿Y esa pregunta por qué?
PINAP: Porque tradicionalmente los conjuntos argentinos no suelen durar demasiado tiempo…
Claudio: Es cierto, pero nosotros no vivimos con esa idea de final. Además, en todo el mundo la duración de los grupos es corta. Excepto los conjuntos de gran éxito que para mantener imagen cambiaron algún integrante.
Javier: Manal no va a desaparecer porque no tenga éxito; siempre va a existir porque no dependemos del éxito.

RECITALES:
PINAP: Ustedes son uno de los pocos grupos que se consagró en los recitales, ¿qué piensan de ellos?
Alejandro: Nos sentimos un poco desilusionados con los recitales.
Claudio: En la mayoría de los que hicimos creemos que había un grupo de gente a la que no le interesaba nuestra música: iban por la reunión socia, porque ellos no lo entienden como una cuestión de prestigio y status.
PINAP: ¿No es eso un precio que tienen que pagar por ser los precursores…?
Alejandro: Hubo varios conjuntos que ya pagaron ese derecho  de piso (Los Gatos, Shakers, etc.) y lo pagaron caro.
Javier: Algún día vamos a tocar exactamente para nuestro público: aunque sean dos docenas de personas.

IDEOLOGIA:
PINAP: Quizás por primera vez la música joven argentina se está sustentando en una manera de pensar y de vivir. ¿Es totalmente cierto eso?
Claudio: Es posible que esa sustentación se esté produciendo en algunos conjuntos, no en todos. Lo que nosotros hacemos implica una sugerencia de amplitud mental.
Javier: Nuestra imagen y la música que hacemos inconscientemente producen un choque y determinada reacción que a mucha gente no le conviene.
Alejandro: El pelo largo es lo que más asusta…


GRABACIONES:
PINAP: Ya que dicen que no dependen del éxito, ¿creen que se justifica la edición de simples que generalmente están destinados a la promoción y a la venta masiva? ¿Por qué no sacan solo Long plays?
Claudio: es cierto: editar un simple implica un esfuerzo de elección inconscientemente dirigido que a veces puede traicionar la línea de un conjunto.
Javier: Grabar nada más que Long plays es interesante, pero a veces algunos temas convienen para simple porque son una unidad. “No pibe”, el último nuestro, no lo calculamos para que sea comercializable y no tuvimos ningún tipo de presión al grabarlo.

TRABAJO:
PINAP: Se dice que ustedes ensayan muy poco, ¿a qué se debe?
Alejandro: Yo no tengo un buen instrumento, quizás por eso. Estoy mufado…
Claudio: Durante mucho tiempo no tuvimos con qué, ahora estamos más o menos. A veces suplimos eso con técnica: cualquier artista al presentarse ante una platea tiene que lograr un nivel técnico tal que su menor rendimiento sea apreciado por el público.
Javier: Nunca hay que menospreciar al público, hay que tocar a todo lo que se da. Generalmente nosotros improvisamos mucho en el escenario: es una de las características de nuestra música y…
PINAP: ¿Es eso un justificativo por la falta de ensayo…?
Javier: ¡Qué justificativo, ni justificativo! Lo del ensayo aparte, te digo que nosotros improvisamos, que llegamos al free, a la libertad total. Hay temas en que nos regimos por algunas pautas o pies, después chau: la mano improvisa.

DEFINICIONES:
PINAP: ¿Cómo definirían cada uno de ustedes a los otros dos?
Javier: Alejandro es musical, impulsivo y héroe romántico. Claudio: Intelectual, también un poeta, ambas cosas doctoralmente.
Claudio: Alejandro: musical, violento enamoradizo. Javier: mental, musical, inconformista.
Alejandro: Somos divagantes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario